sábado, 20 de mayo de 2017

Z: La ciudad Perdida (2017)

Hoy os traemos una aventura por la selva, pero más que eso, el viaje de una persona para perseguir sus sueños y sus ambiciones. Una cinta diferente que generará opiniones diversas y muy diferentes en el público. Aquí la nuestra.



Dirigida por James Gray (La noche es nuestra), la película está protagonizada por Charlie Hunnam (Hijos de la anarquía), Robert Pattinson (Crepúsculo), Tom Holland (Spiderman: Homecoming), y Sienna Miller (Vivir de noche) entre otros, nos contará la historia de Percy Fawcett, quien participó en una expedición tras otra, convencido de poder encontrar esta legendaria ciudad en cuya búsqueda han muerto cientos de hombres. En 1925, en su viaje más ambicioso y obsesivo, Fawcett desapareció en lo más profundo de la selva, al igual que todas las expediciones que han seguido su rastro.

La película es, con razón, una de esas que muestra claramente la división de opiniones. Por una parte, los que esperaban una aventura estilo Uncharted, saldrán decepcionados, mientras que los que esperaban algo más íntimo y personal, saldrán encantados. Yo en esta ocasión estoy en un punto medio, pues me gusta la premisa de hacer el hilo conductor más íntimo y personal, no tan grandilocuente, pero me falta un desarrollo psicológico más duro para toda la parte emocional de nuestro protagonista.

El filme tiene un problema y es que no decide del todo que etapa de la vida de Fawcett quiere desarrollar más y por querer abarcar demasiado, se acaba diluyendo la trama en ocasiones, mostrando quizá en mayor medida partes que podrían considerarse menos interesantes, sacando de la historia al espectador con saltos temporales que nos tenemos que imaginar, porque en la mayoría de ocasiones no hay nada que nos muestre el paso del tiempo hasta pasados unos minutos, lo que desconcierta a quien lo vea. Pasan muchas cosas durante casi toda la película pero no acabas de sentir que sean realmente relevantes, perdiendo energía y esa sensación de querer saber que va a pasar.


Pongámonos en situación. La vida de este militar y luego explorador estuvo marcada por la búsqueda de Z, la ciudad perdida y como me interesó el tema y la premisa,  investigué. Este hombre estuvo verdaderamente obsesionado con la idea de la ciudad perdida y, si bien al comienzo de la cinta si muestran esa ambición y se plasma la división de opiniones entre la sociedad, conforme pasan los minutos se pierde esa fuerza, que se recupera en un acto final que nos sabe a poco, pues hay mucho potencial en esos veinte últimos minutos, que habiendo sido quizá cuarenta, hubiesen redondeado una película cuya idea es extraordinaria pero que no termina de cuajar.

Lo que si consigue es mostrar su discurso. El perseguir un sueño hasta la obsesión, el que el paso de los años no nos quite el niño y aventurero que llevamos dentro, esas ganas de descubrir mundo y ser alguien recordado, de ser el mejor en algo. Ahí sí, lo clavan. Me refiero a la idea general de la película, la premisa de la misma, pues como he comentado, luego el desarrollo de dicha premisa no es el más adecuado acorde a la duración de la misma, que como telefilme de dos partes hubiera quedado mucho más completo

Charlie Hunnam hace una gran actuación mientras que Sienna Miller queda algo sobrepasada en algunos momentos. Quizá la decisión de meter esa mini subtrama con una mujer independiente y fuerte en la época no termina de arrancar por falta de minutos, quedando relegada a un par de frases para que sintamos que hay un papel relevante para una mujer. A favor de la idea, pero darle unos minutos más para desarrollarla, que queda vagamente plasmada. Robert Pattinson es quizá el personaje que mejor queda plasmado y hace un gran papel y nuestro nuevo Spiderman, si bien tiene un papel pequeño, está más que correcto.


Técnicamente es una delicia. Los planos, la fotografía y la banda sonora no tienen ningún pero y consiguen reflejar a la perfección la época de comienzos del Siglo XX. Como detalle, me alegró ver en sus pequeños papeles a nuestro temido Emperador Palpatine y al primo malo de Harry Potter. Una película introspectiva, con muy buenas intenciones pero que sufre de un exceso de lentitud en su tramo medio, lo que hace que no termine de ser la bonita aventura psicológica que podría haber sido.

Mi nota es de: 6/10.

Aquí el trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta