martes, 9 de mayo de 2017

Get Out (2017)

Hoy os traemos una de las sorpresas más agradables de lo que llevamos de año. Un filme de suspense excelente con una trama que incluye temas raciales, muy a la orden del día aún estando en pleno siglo XXI. Una propuesta arriesgada de un director que sale ganando, brindándonos una de las cintas del año.



Dirigida por el debutante Jordan Pelee y protagonizada por Daniel Kaluuya (Sicario), Bradley Withford (Al encuentro de Mr. Banks) y Allison Williams (Girls) entre otros, la película cuenta como un joven afroamericano visita a la familia de su novia blanca, un matrimonio adinerado. Al principio, nuestro protagonista piensa que el comportamiento "demasiado" complaciente de los padres se debe a su nerviosismo por la relación interracial de su hija, pero a medida que pasan las horas, una serie de descubrimientos cada vez más inquietantes le llevan a descubrir una verdad inimaginable.


Pues bien, nos encontramos ante una de las propuestas más atrevidas del año y de la que su director sale como glorioso ganador, pues se trata de un trhiller de una calidad magnífica, con todo para convertirse en un clásico del género. Para empezar, la propuesta, la trama. Es muy interesante el conflicto que propone y como lo plasma para en apenas cinco minutos, conocer lo suficiente a los personajes y hacerte a la idea de como se van a comportar.

En segundo lugar, consigue crear un clima, una sensación constante de un mal rollo general muy creepy. Sientes la fatiga del protagonista, sabes que algo no termina de ir bien y no te gustaría para nada estar en su lugar. El director consigue mediante otros métodos que el espectador conecte con el personaje. Se centra lo justo en el protagonista y nos deja a nosotros, los espectadores, ser partícipes de la situación, con unos secundarios que desde luego ayudan a pasarlo mal. La música utilizada también es un factor determinante, pues si bien no son temas innovadores, ya que recuerdan bastante al tema del manicomio de American Horror Stoy: Asylum, si consiguen enfatizar ese aspecto que siempre trata de mostrar la película de "detrás de toda fachada bonita, se esconde un oscuro sótano".


No se trata, como se comentaba al lanzarse los trailers, de una cinta de terror al uso, con sustos y trucos de cámara para engañar al espectador. Aquí se opta  por el suspense, por no saber quien es bueno y quien es malo, por querer saber más de la historia, por dejarte con las ganas de más y como he comentado antes, se opta por hacer partícipe al espectador en todo momento de lo que sucede, consiguiendo trasladar los sentimientos de mal augurio fuera de la pantalla.

También hay tiempo para pequeños chascarrillos de humor, que aligeran la película en algunos tramos y que no dañan el conjunto, sino que lo mejoran y enriquecen, pues funciona a las mil maravillas. La historia engancha, el guión tiene pocos fallos y las actuaciones son más que notables, por lo que esta se ha erigido como una gran revelación y toda una película para recomendar.

Mi nota es de: 8,5/10.

Aquí trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta